Autorretrato

¿Quién soy? Me llega un mensaje que envíe al viento siendo niña y todavía no se responde. Sólo sé que no lo sé, y sin embargo, me conozco más cada día.

Soy la que trepaba por placer, saltaba con alegría y tropezaba en todos los escalones, solo pensando en rápidas satisfacciones, olvidando la ambición de abrazar al mundo.

¿Quién soy? La que nació mirando para atrás y midiendo las distancias, la que creció aprendiendo a no desear, la que muere cada día haciendo aquello que se dejó pendiente.

Soy la necia y la lenta que veía, oía y sentía demasiado, aquella que malinterpretaba todos aquellos sentimientos que en los demás veía. La mujer que cuando vistió sus cadenas sabía demasiado.

¿Quién soy? Soy la adolescente recatada, con miedo en unos ojos que se morían por verlo todo, soy aquella que luchaba por acallar el fuego que crepitaba en sus entrañas.

Soy la del sabor agridulce que lo atravesaba todo y detrás, entre la lengua y su pecho instalaba su lecho, buscando la inmortalidad de cada soñado verso.

¿Quién soy? No fui piloto ni bombero, no fui artista ni amante, soy la que anda con vértigo, aprendiendo cada día a tirarse a una nueva piscina.

Soy la que quería pintar y no pintó, la que quería relatar y tuvo siempre miedo de hablarte, la que quería ser analítica y no sostiene tu mirada.

¿Quién soy? Me río de pensarlo y soy yo, sin más. Ni invento ni teatralizo, solo camino, dejando de lado lo que un día deseo y abrazando con cada rocío una nueva aspiración.

De vez en cuando me fumo un instante, a veces paladeo mi sosiego, pero siempre que vuelvo el rostro al horizonte, me acechan las carencias de mis donaciones.

¿Quién soy? La que tiene claro que desea amar. La que se entregó al cariño sin riendas, y a veces ve claro su único deseo, darse.

Soy la que mide tus pasos y te sigue con la mirada, con cariño e incipientes arrugas bajo los ojos, que entregada deposita ahora sus sueños en tus pasos.

¿Quién soy? Una madre de tres, llena por el día y que siempre acaba del revés, que se mira al espejo agradecida por que sabe lo que le gusta y lo que no hará otra vez.

Soy la mujer que por fin se enmarca en su retrato, conociendo miedos y aspiraciones, aprendiendo que el ritmo del tiempo no es siempre el mismo.

¿Quién soy? Soy la que por fin fijó su mirada en tus ojos, soy la que te sonríe alejada, sin saber nunca si andas cerca o andas lejos.

Soy la que novela con el aire, jugando con mi mente a saber lo que siento, soy la dueña, cuya curiosidad se escapa tras de tus pasos, deseando ver el final de nuestra inocencia.

¿Quién soy? Soy la que se hartó de pensar y no vio el final. La que ahora corre y no ve el camino. La que sufría, la que reía y ahora sabe contener.

Soy la que vela tu sueño de noche, olvidando su propio descanso, la que vive en tus sonrisas y logros, la que te ve siempre que mira.

Visionaria, miope, sincera, divertida, tétrica, complicada, positiva y dolida, temerosa e inconsciente, una más entre millones, producto de la vivencia de otros como ella.

YO2


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s